Imprimir

MISIONEROS MÁRTIRES DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA:

Juan Enrique Gruyer - 2 de Septiembre

 

 

Juan Enrique Gruyer 02 09Nació el 13 de junio de 1732 en Dole (Francia),de padres cristianos, que le educaron en el amor y temor de Dios siguiendo la llamada de Dios, se ordenó de sacerdote en St. Cloud y se estableció en su villa natal, viviendo con su familia y ayudando al clero parroquial. Deseando más perfección, cuando tenía 37 años, se determinó dejar su familia y su diócesis ingresando entre los Hijos de San Vicente de Paúl.

Al cabo de un año de seminario interno o noviciado, fue destinado a Argens, donde la Congregación tenía una comunidad dedicada al ministerio de las misiones populares. Allí emitió sus votos, el 24 de enero de 1773. Nombrado vicario de Ntra. Sra. de Versailles pasó en 1784 a la parroquia de san Luis, donde le sorprendió la Revolución. Nombrado un párroco constitucional que no consiguió que ninguno de los misioneros que regían aquella parroquia, prestasen el juramento civil, dando un hermoso ejemplo de fidelidad a la Iglesia romana y por ello fueron expulsados de la parroquia. El Beato Juan Enrique Gruyer, volvió a su país natal, permaneciendo allí escondido durante un año. Añorando su Congregación y con el deseo de vivir la vida de comunidad, volvió a Paris. El permiso para llegar a Paris estaba fechado en 18 de junio de 1792. Tal documento lo describe “alto de talla, cabello blanco, de frente mediana, ojos azules, nariz prolongada, barba pequeña y rostro redondeado”.

El seminario de san Fermin le abrió sus puertas y el superior, Beato Luís José Francois, le acogió fraternalmente. Su muerte el 3 de septiembre de 1792 se une a la del Beato Luís José, con el cual compartió sufrimientos y martirio.